Mostrando entradas con la etiqueta c. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta c. Mostrar todas las entradas

lunes, 19 de marzo de 2012

Tarta corazón de fresas (sin gluten ni lactosa), Feliz día del padre...y reto!!

Otra semana y otro reto, en esta ocasión de nuestra amiga Tara, del El mundo de Tara, en su grupo del face "Tarareando en la cocina" nos propuso hacer algo "especial" para celebrar el dia del padre, salado o dulce, algo que se especialmente del gusto del homenajeado.



En mi caso yo no tengo ya, por desgracia, padre, falleció hace 20 años pero tengo un marido que es padre (a medias conmigo claro.jeje) y que encima se llama Jose así que doble celeración el día 19 de marzo, como este año cae en lunes y no es fiesta aquí lo celebramos el domingo con una comida familiar muy íntima y con cositas que le gustan al interesado, como el reto se trataba de eso me ha venido de perlas y aquí os dejo el postre preferido de Jose, mi querida media naranja, que espero os guste.



He de decir, por cierto, que probablemente sea la tarta mas ligera, mas sencilla y más barata que he hecho en mi vida, por eso repito y repito.



Ingredientes

200 gr de leche de arroz
30 gr de stevia (60 gr de fructosa o 120 gr de azúcar)
40 gr de maizena
40 gr  de harina de arroz
1 cucharada de AOVE
1 huevo
Mermelada de fresa (en mi caso casera y sin azúcar)
Fresas frescas

Y para el almíbar

2 cucharadas de agua
1 cucharada de stevia (1,5 de fructosa o 3 de azúcar)
Una cucharadita de mermelada de fresa (en mi caso casera y sin azúcar)



Preparación


Batimos el huevo con la stevia o el edulcorante hasta que blanquee algo, añadimos la leche, las harinas tamizadas, el AOVE y seguimos batiendo, pincelamos un molde (en mi caso de corazón para demostrar todo mi amor..jeje) con un poco de AOVE y metemos al horno precalentado a 180º unos 15 minutos (dependerá del horno, claro).



Sacamos, dejamos templar, desmoldamos y untamos bien con la mermelada de fresa, colacamos las fresas (ya lavadas, secadas, sin rabito y partidas a la mitad) sobre la mermelada.

Hacemos el almibar con el agua, la mermelada y la stevia (o el edulcorante deseado), dejamos templar y pincelamos las fresas para que quede integrado y bien brillante.

Metemos a la nevera que termine de enfriar (cuando esté templada) y lista nuestra maravillosa, sencilla y rica tarta de fresas.



Y ahora sólo me queda desearos un muy feliz día del padre, mis felicitaciones a todos los papis (junto con las mamis es el mejor traajo del mundo) y a todos los Jose, Josefas, Pepes y Pepas...