sábado, 28 de abril de 2012

Ensalada templada de rúcula con bígaros a la reducción de módena...y juego!!

Otra semana más y otro juego de la imaginación propuesto por nuestro amigo Manu, de La cocina mágica de Manu, en su grupo del Face "Un ratón en mi cocina"..en esta ocasión nos ha propuesto cocinar con nuestra amiga Milú, magnifica cocinera, no os perdáis su blog...y habia que darle imaginación a su Ensalada de rúcula a la vinagreta de módena.



Como siempre hay que darle nuestro toque personal y en mi caso me apetecía darle un toque marino, muy de mi tierra y que me encanta, unos bígaros o caracolillos.



La rúcula es un tipo de hortaliza que se cultiva en el medieterraneo desde la época de los romanos y, curiosamente, apreciada por sus propiedades afrodisíacas. Su sabor está entre pincate y amargo y es deliciosa en ensaladas o en pizza, la que me encanta. Ahorea comienza a cultuivarse más pero hastas hace unos 20 años se recolectaba salvaje y no se apreciaba su uso, ahora es muy apreciada y a mi, particularmente, me encanta.

A lo que vamos, la receta...

Ingredientes

Rúcula, lavada y seca (en mi caso recolectada en casa así que ecológica)
Una patata cocida
Pimientos confitados (cortados en tiritas finas y confitados con sirope de arce)
AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
Vinagre de módena
Sirope de arce
Sal rosa del Himalaya
Albahaca picadita
Unos bígaros o caracolillos
Sal marina gruesa
Laurel



Preparación

Lo primero cocer los caracolillos o bígaros en agua hirviendo con sal marina (un puñado) y un par de hojas de laurel, un minuto, esurrir y dejar enfriar.

Cocemos la patata entera, con su piel y pinchada con un tenedor, unos 20-25 minutos, comprobamos con un palillo, sacamos del aguia y dejamos templar, pelamos y cortamos en rodajas.

Los pimientos los tendremos confitados previamente poniéndoles a pochar a fuego meido, en tiras finas y con un poco de AOVE, cuando este casi hechos añadimos un chorrito de sirope de arce y dejamos fuego medio unos 10 minutos más.

Preparamos la reducción de vinagre de módena poniendo (la cantidad que necesitéis multiplicada por dos) en un cazo a fuego medio-fuerte junto con un poco de sirope de arce, una vez reduzca y tenga cosistencia de jarabe estará lista.

Emplatamos con la rúcula y sobre ella los bígaros (extraídos de sus caparazones con un palillo), colocamos las láminas de patata y sobre ellas los pimientos confitados.

Aliñamos con la reeducción de módena junto con un poco de albahaca, sal rosa del Himalaya y un poco de AOVE.

A disfrutar..






18 comentarios:

  1. La verdad es que los caracolillos no me gustan, pero no es mala ensalada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Beatriz, pues para ti sin los caracolilos...jeje

      Muaks

      Eliminar
  2. Los bigaros me encanta y esta ensalda también. Acabas de despertarme el estomaga. Besos

    ResponderEliminar
  3. Ay Carmen esta ensalada tiene todos los ingredientes que tanto le gustaba a mi hija Mayte...Besito feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Carmen..lamento haberte hecho recordar...muy feliz domingo, bonita..

      Muaks

      Eliminar
  4. Hola carmen, wow, esta ensaladita te ha quedado de lujo mujer, una completa delicia, y estoy segurisima de que con ese toque marino ha casado muy bien a la ensalada, mmm ya hasta estoy salivando
    Un abrazo y bendiciones

    ResponderEliminar
  5. Aquí no se encuentran los caracolillos en ningún sitio (y mira que estamos rodeados de mar)... con lo que me gustan. Bueno, esta ensalada, es estupenda. Bs

    ResponderEliminar
  6. Que buenísima¡¡¡, menudo toque con los caracolillos que me chiflan...
    Besss

    ResponderEliminar
  7. A mi los caracoles no me gustan pero el resto sí y la presentación buenísima!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias linda..para ti sin los cacacolillos.

      Muaks

      Eliminar
  8. Que buena pinta tienen, besos Carmen

    ResponderEliminar